Especialidades

Responsabilidad por productos y servicios defectuosos

Este régimen de responsabilidad afecta a todos el productos acabados, incluso cuando estén unidos o incorporados a otro bien mueble o inmueble. Por ejemplo, los medicamentos, los productos médicos y ortopédicos, los alimentos y los productos alimentarios, los higiénicos, de limpieza, cosméticos, farmacéuticos, los juegos para niños...

Los prestadores de servicios serán responsables de los daños y perjuicios causados a los consumidores y usuarios, salvo que prueben que han cumplido las exigencias y requisitos reglamentariamente establecidos y demás cuidados y diligencias que exige la naturaleza del servicio. Se consideran sometidos a este régimen de responsabilidad los servicios sanitarios, los de reparación y mantenimiento de electrodomésticos, ascensores y vehículos de motor, servicios de rehabilitación y reparación de viviendas, servicios de revisión, instalación o similares de gas y electricidad y los relativos a medios de transporte.

Leer más