Medidas para intentar reducir la creciente siniestralidad en la AP-7, desde que se levantaron las barreras de los peajes, el 1 de septiembre de 2021

El Servicio Catalán de Tráfico y el Ministerio de Transportes acordaron rebajar el límite de velocidad de 120 a 100 km/h en varios puntos de la AP-7, así como avanzar hacia la velocidad variable e instalar un radar por tramo, con el objetivo de reducir el número de accidentes.

La densidad ha crecido entre un 40-50% desde que la AP-7 ya no es de pago, junto a la AP-2, la C-32 y la C-33, lo que supone que haya dejado de ser de facto una vía rápida.

La mortalidad en la AP-7 ha incrementado en un 17%, lo que agrava la situación de falta de seguridad vial en las carreteras catalanas, donde existen diferentes puntos negros desde hace años y no se actúa, supuestamente por carencia de recursos económicos. Por otra parte, hoy se ha anunciado por parte de la Generalitat el fin del peaje a la sombra del eje transversal, rescatando la C-25 con el pago ayer en Cedinsa de 479 millones de euros, con dinero proveniente de la tesorería y no con créditos, de los cuales, unos 120 millones se considerarán como inversión.



Comentarios:






Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios: *

Nombre: *

E-mail:


Últimas noticias



A partir del 1 de febrero se prohíbe entrar con VMP al transporte público

¿Habrá un retorno al uso del vehículo privado por parte de los usuarios?  



Nuevo baremo de accidentes de tráfico para el 2023

Nuevo baremo de accidentes de tráfico para el 2023 Incremento del 8,5% de las cuant&iacu...



La siniestralidad en las carreteras en 2022 supera los niveles prepandemia

Según la DGT, el total de muertes a la carretera el 2022 es de 1.145 personas. Esto supone un incremento del 4% o de 44 personas respecto el año 2019. El número de siniestros m...