Especialización

Reclamación por accidentes laborales

El articulo 115.1 LGSS define un accidente de trabajo en los siguientes términos: “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”.

La ley prevé tres vías de reclamación de los daños: la responsabilidad penal del empresario, la responsabilidad civil del empresario y la indemnización a cargo de la Seguridad Social o responsabilidad laboral.

Vemos pues, que el principal responsable en caso de accidente laboral es el empresario. En este sentido los artículos 1902 y 1903 del Código Civil establecen que es el empresario quien deberá de responder civilmente en base al régimen de responsabilidad por culpa. Además, varias disposiciones normativas de la legislación laboral establecen la existencia de la responsabilidad civil en caso de un incumplimiento de las medidas de seguridad en el trabajo y de prevención de riesgos laborales.

El presupuesto de la responsabilidad civil es la exigencia de culpa en la actuación del empresario causante del daño al trabajador. En este ámbito, la culpa del empresario equivale al incumplimiento de las medidas de prevención previstas en las normas laborales. En el caso que concurra este incumplimiento la responsabilidad del empresario no genera dudas.

La problemática se puede suscitar cuando los accidentes laborales se producen aun cumpliendo por parte del empresario las normas de seguridad o de prevención de accidentes. En estos casos se considera que el cumplimento de las obligaciones reglamentarias no exonera de responsabilidad al empresario, ya que se califica la responsabilidad como una responsabilidad por riesgo.

La excepcionalidad de esta regla general de responsabilidad del empresario se produce cuando los daños derivados de accidentes de trabajo no se hayan podido prevenir, o que aun que hubiesen sido previsibles eran inevitables.La excepcionalitat d’aquesta regla general de responsabilitat de l’empresari es produeix quan els danys derivats d’accidents de treball no s’hagin pogut prevenir, o que tot i que haguessin sigut previsibles, eren inevitables.

Así pues, si el cumplimiento de las medidas de seguridad no evita el resultado dañoso, evidencia la insuficiencia de estas medidas para la prevención de determinados riesgos, hecho que comportaría una falta de diligencia que seria generadora de una responsabilidad del empresario.

En este despacho le ofrecemos un asesoramiento si ha sufrido un accidente laboral y quiere instar una reclamación por daños y perjuicios.

Contacta con nosotros

Solicita información sin compromiso.

Visita nuestras oficinas

De Lunes a Jueves de 9:30h a 14:00h y de 16:30h a 20:00h. Viernes de 9:00h a 14:00h.

Tarradellas Advocats

Despacho cualificado de confianza. Queremos ser tus abogados. Contacte con nosotros sin compromiso.

Contactar